En nuestra vida cotidiana nos sentimos a menudo insatisfechos, infelices, carentes de algo que no sabemos cómo describir. Una sensación interna de vacío que va más allá de lo material y lo evidente.

Y es a través de la queja que expresamos este estado de insatisfacción. Tal vez se manifieste en protesta, tal vez culpando al entorno. Y esto nos sucede como individuos, como grupo familiar, como grupo social, como país. Es posible que esto mismo lo expresen personas de éxito, personas famosas, bellas, pero que así y todo siempre encuentran algo que está mal y por lo que no pueden ser felices.
El punto es que también… [leer artículo completo]

LA VIDA PUEDE SER DICHOSA TRASNFÓRMATE