En estos tiempos de opciones masivas se activan internamente una serie de mecanismos que nos llevan a evaluar, a comparar, a presionarnos, por el miedo a equivocarnos. En realidad, en nuestra vida, nos desenvolvemos de formas automáticas que nos llevan a repetir, una y otra vez, el mismo resultado, cuando no nos animamos a apretar el botón de “refrescar” en nuestra información y a explorar, con una nueva opción consciente, el momento presente, libres de miedos, recibiendo aquello que es. Podemos animarnos a ser nuevos, y así, a evolucionar. Esto no implica el qué elegir, sino el sentir desde dónde estamos tomando esa decisión. Nuestra capacidad de… [leer artículo completo]

Pin It on Pinterest

Shares
Share This