was successfully added to your cart.

Has dicho alguna vez: “Sí, me equivoqué”

By 9 junio, 2017Blog

¿Alguna vez has estado discutiendo con un amigo, pariente o pareja, para de pronto darte cuenta de que ni te acuerdas por qué razón empezaron a pelear?
A menudo nuestras discusiones surgen no de una diferencia de opinión fundamental, sino simplemente de nuestra necesidad de sentirnos validados o importantes al conseguir que el otro acepte nuestro punto de vista. Esta necesidad de tener la razón, es sumamente perjudicial: nos lleva a pelear con aquellos que más amamos, y en el lugar de trabajo, también puede ser altamente dañina para la moral del equipo y el sentido de colaboración. Si alguna vez tuviste un jefe que no fuese capaz de escuchar un buen consejo, simplemente porque vino de un subordinado, entonces sabes cómo esa actitud contribuye a un ambiente de trabajo desmotivado y carente de inspiración. La necesidad de tener la razón es quizás más aparente en la política moderna que en cualquier otro ámbito, pues la defensa rígida de las posiciones de los partidos, a menudo conduce a los políticos a odiar a sus oponentes, lo cual no fomenta en absoluto el manejo cohesivo y armonioso de un país.
Los adolescentes a menudo adoptan esa actitud como una manera de rebelarse contra la autoridad de sus padres. Sin importar qué recomendación les den, ni cuán práctica o útil pueda llegar a ser para ellos, suelen rechazarla automáticamente. Este comportamiento es una manera de explorar nuestro propio poder e individualidad, pero si nos impide recibir la sabiduría que nuestro mundo tiene para ofrecernos, entonces no es muy productivo.

Has dicho alguna vez:

Para poder superar la necesidad de tener la razón, cuestiona tus ideas.

No estoy sugiriendo que todas tus ideas estén “equivocadas”, sino simplemente que la incuestionable convicción de que sean correctas no es una manera saludable de relacionarte con tu mundo. Genera fanatismo, facciones y una actitud engreída y despectiva.
Cuestiona tus ideas con la claridad de que si algo es una verdad universal, resistirá la prueba de tus cuestionamientos. Solamente aquello que es falso, basado en prejuicios y opiniones adoptadas de otros, se derrumbará. Y si es falso y tú en realidad eres un buscador de la verdad, la honestidad y la justicia, entonces estarás dispuesto a cambiar tu percepción de las cosas sin importar cuan intensamente hayas luchado para defenderlas en tu pasado. Es por eso que Mahatma Gandhi, al cancelar una marcha que había convocado a miles de manifestantes pacíficos, muchos de los cuales habían viajado grandes distancias, respondió a su desilusión diciendo “estoy casado con la verdad, no con la consistencia.” El buscador de la verdad no teme admitir que su percepción previa estaba equivocada, al contrario, lo hace con gusto, ya que al reconocerla como limitada, sabe que encontrar errores en su punto de vista es una señal de progreso.

¿Y tú, estás dispuesto a reconocer que tal vez, quizás, a lo mejor, puedas estar equivocado? Haz la prueba. Te sorprenderás del resultado.

Summary
Has dicho alguna vez: "Sí, me equivoqué"
Article Name
Has dicho alguna vez: "Sí, me equivoqué"
Description
¿Alguna vez has estado discutiendo con un amigo, pariente o pareja, para de pronto darte cuenta de que ni te acuerdas por qué razón empezaron a pelear? Esta necesidad de tener la razón, es sumamente perjudicial
Author
Publisher Name
Isha Judd
Publisher Logo

30 Comments

  • EUGENIA dice:

    No siempre tenemos la razón, reconocer nuestros errores para mi es de valientes

  • Austrebero dice:

    Me queda claro que mi verdad no es la verdad de los demas, por lo que debemos escuchar, respetar la verdad de otros. aunque no opinemos de la misma manera. tarde pero me callo el veinte.

  • Angela dice:

    Gracias Isha! sólo hay puntos de vista

  • Fabian dice:

    Alguna vez leí una frase que me impactó y no se de quien es: “No busques la verdad, sencillamente abandona tus opiniones”, esto significa para mí que nadie tiene la verdad revelada, simplemente existen versiones de mí propia verdad conforme a lo que creo en cada momento, pero siempre hay que estar abierto a cambiar la versión de mí verdad conforme a las circunstancias que vaya observando, es decir, la verdad siempre está ahí, solo que debo ir abandonando mis opiniones sobre lo que creo que es

    • Valeria dice:

      Eso es exactamente lo que yo aprendi, es mejor abandonar nuestras opiniones, de esa forma ya no haremos juicios ni criticas, porque al final quien tiene la autoridad moral en este planeta de decir que si esto esta bien o esta mal? Me dio gusto tu post Fabian, que Dios te bendiga.

  • Manuel dice:

    No se trata de quien tiene o no razón, cuando uno vibra en el AMOR, con mayúsculas, respeta y tolera las opiniones de los demás, aún cuando no esté de acuerdo con ellas, porque eso no te empequeñece, sino que demuestra que sabes tomar las riendas sobre tu ego. En el caso de mi compañera sentimental, reconozco que a veces nos hemos hecho daño por nuestras diferencias, pero ahora lo tengo bien claro: “Prefiero ser feliz, a tener que discutir”

  • cecilia ester villouta carpinello dice:

    Tolerancia y respeto,siempre se tiene que estar dispuesto a escuchar y debatir con altura.No herir ni salir herido.Un amor consciente en el diario vivir nos hace ser mejor persona

    • Dorian dice:

      Gracias por tu comentario.

    • Valeria dice:

      Me gusta mucho ver el comentario de Cecilia,, siempre he dicho que el respeto y la tolerancia hacia los demas es Paz para todos. Siempre me he preocupado de jamas hacerle a otros lo que no quiero que me hagan a mi y esa filosofia me ha dado mucha tranquilidad, armonia con todo lo que me rodea y mucha Paz. Bendiciones

  • Mildre dice:

    Que interesante este tema, no todo el mundo tiene la capacidad de aceptar sus errores y menos de aceptar los errores de los demas.. tener amistades con opiniones contrarias contribuye al enriquecimiento mas aun que con los que las opiniones sean siempre similares, el equilibrio esta en saber manejar los 4 puntos cardinales..

  • sara dice:

    en mi persona no es que yo quera tener la razon lo malo o bueno que la mayoria de las veces la tengo en lo personal es con mi pareja y talvez cuando no la tengo ni cuenta me doy ,alguna vez que me doy cuenta no me sorprendo tanto es bueno lo que compartes para poder comprender

    • Dorian dice:

      Hola Sara, gracias por compartir tu comentario. Que lindo es poder abrirnos a escuchar a la otra persona. Así como nosotros tenemos nuestra razón, cada uno tiene la suya, y tan sólo escucharlos, aunque no estemos de acuerdo, es muy valioso. No se trata de hacer algo que va en contra de nuestra voluntad, se trata de escuchar sin menospreciar lo que el otro piensa o dice. Un abrazo!

  • pablo dice:

    vivir en armonia con los demas es la clave para tener una sociedad integrada gracias

  • Adelaida dice:

    Esto generalmente se presenta entre hija y madre..como desaprobando y en todo a la defensiva. Que paso falle me equivoqué.

    • Dorian dice:

      Cuando sientes que entran en esa dinámica está bueno parar la discusión, mirar que siento internamente y de esa manera hacer algo diferente. Si me enoja lo que me dice, si siento que pierdo algún lugar, que paso a ser menos si mi opinión no es válida, etc. Hacernos conscientes de eso y no seguir actuando la pelea, ya es un paso adelante. Luego podemos dar un paso más y es mover la carga emocional que eso me generó! Si es tristeza llorar, si es enojo gritar en una almohadita y si es miedo parar a sentirlo para disolverlo en mi. Inténtalo a ver que tal te sientes y si gustas compártenos!!

  • Sylvia Hernandez dice:

    Cuando uno admite que ha fallado, se siente bien y me siento libre.

  • Lylian Stella dice:

    Me gusta mucho!! Es importante para mi comprender lo que puede abarcar el hecho de no siempre querer tener en todo la razon ya que tambien aprendamos de nuestros errores y podemos seguir aprendiendo a abrirnos a los demás.

  • Raul Vega M dice:

    Es mejor tener paz que tener razón… Da sin esperar recibir y obtendrás todo. Como cuesta, pero es así!!

  • Martha Julia Tapia dice:

    Coincido con tu forma de pensar. También creo que a veces debemos cuestionarnos si es más importante tener la razón o es más importante la relación con la persona con la que discutimos. Muchas veces le he dado la razón a alguien que quiero, aún cuando yo crea algo distinto, porque considero que es mejor conservar una buena relación. Constantemente me cuestiono sobre si tengo la razón o no, con relación a algún tópico polémico. Me gusta escuchar los argumentos de otras personas que piensan distinto que yo. Siempre sales enriquecido cuando escuchas las posturas de otros.

    • Dorian dice:

      Martha Julia, aprecio mucho que estás abriéndote a escuchar a otros en este tema, ya lo estás haciendo!! En vez de solo querer imponer tu lado, estás invitando a otras experiencias y opiniones!!

  • veronica dice:

    Este tema es bien interesante, personalmente siempre trato de que las personas vean sus errores, y de pronto me equivoco al querer trasmitir mi verdad, que para los demás de pronto no es así, he tenido muchos problemas sobre todo con mis parejas al no aceptar actitudes y comportamientos que para mi no están bien y entramos en discusiones y a lo último hasta no volvernos a hablar, no se como manejar esto pero lo que si tengo claro es que mis principios no son negociable y si me lastiman prefiero alejarme. Aunque reconozco que debo respetar su punto de vista y no discutir.

    • Dorian dice:

      Hola Veronica, que bueno que nos escribes y que abres tu corazón de esa manera. En mi experiencia como maestra de este Sistema, cuando nos alejamos de quienes queremos por sentirnos lastimados, es que ya estamos lastimados!! esa es la parte que hay que sanar para poder acercarnos sin ese filtro de dolor que ya traemos y que vamos cargando. ¿Qué tal si te abres a escuchar el punto de vista del otro, con tu corazón tan abierto como lo tienes ahora, y te animas a sentir eso que se mueve por dentro? Inténtalo, luego cuéntanos como te sentiste!

  • Roberto dice:

    Muy seguido me equivoco y trato de imponer mi optica parcial y personal a veces cargado de una emocion como la antipatia o un resentimiento hacia alguien.
    Lo mejor es eliminar el ego quien es el que busca imponerse, sobresalir, brillar, verse bien… o muy mal.
    Y en efecto, el verdadero dialogo deberia ser para encontrar una verdad, la razon. Haciendo a un lado los egos.
    La tolerancia me parece basico en las relaciones humanas.
    Me pregunto si un politico merece tolerancia, Particularmente de Mexico, de Estados Unidos de Norte America, de Venezuela…

    • Dorian dice:

      Gracias por escribir Roberto! Y lo que nosotros recomendamos es, para poder tener esa tolerancia , mover nuestra carga emocional. Es decir, si algo de lo que te sucede en tu interacción con otra persona, si te enoja, házte consiente, ve un momento al baño o algún lugar y grita en una almohada, o sacúdete de manera que realmente saques ese enojo! Si somos reales con lo que sentimos, así podemos moverlo, vaciarnos de la carga emocional y ahí nace naturalmente la paciencia, la tolerancia, la cercanía. Quizás lo quieras intentar!

Deja una respuesta

Programa 6 meses

Pin It on Pinterest

Share This