Hemos aprendido que ser vulnerables es sinónimo de debilidad, que nos expone a ser lastimados, pero es todo lo contrario

Pin It on Pinterest