was successfully added to your cart.

Lección 2: Saliendo de tu Zona Cómoda

By 26 octubre, 2015Cursos

En nuestra sociedad, la gente se rige por el nivel de comodidad a lograr. Cualquier cosa que haga la vida más fácil y requiera menos esfuerzo se valora. Hemos aprendido a abstenernos de hablar nuestra verdad por temor a los conflictos y para evitar confrontar nuestros miedos siempre que sea posible. Hemos llegado a valorar más la rutina que lo desconocido y la seguridad más que la espontaneidad. Sin embargo, a menudo lo que nos hace sentir incómodos – los golpes, las decepciones y las pérdidas – son los desafíos en nuestras vidas. Nos gustaría no tener que enfrentar estas tormentas  y sin embargo, son lo que nos fortalece. Nos dan madurez y responsabilidad y después de todo, ¿qué mejor maestro podemos tener que nuestra propia experiencia?

La vida se estanca cuando eliminamos o evitamos sus desafíos. Si un niño es consentido y sus padres o quienes lo cuidan hacen todo por él, cuando finalmente tenga que enfrentarse al mundo, se encontrará sin las habilidades necesarias para desenvolverse en la sociedad. Del mismo modo, si nos protegemos demasiado tratando de eludir los inevitables conflictos de la vida, podremos encontrar alivio, pero no desarrollaremos las habilidades que nos ayudan a crecer. Podemos encontrar  distracción, pero no  auto-realización.

Es natural que la vida tenga altibajos. Estamos teniendo una experiencia humana que implica experimentar una amplia gama de sentimientos y situaciones. Cuando comenzamos a nutrir un espacio interno de seguridad y amor incondicional a través de la expansión del amor-conciencia, experimentamos estos extremos más libremente. Comenzamos a abrazar los contrastes de la vida, viviéndola como  una  aventura frente a los cambios y las incertidumbres. La auto-realización no se trata de vivir en un estado de encanto permanente, donde nunca se siente ninguna emoción. Se trata de abrazar los contrastes de la vida plenamente  y sin miedo. Cuando estás anclado en tu libertad interior, la necesidad de controlar nuestras circunstancias desaparece y podemos danzar sin restricciones con las armonías variadas de la sinfonía de la vida.

Lista de Comodidades

  • Si tu cuerpo no está en buena forma y saludable por la comodidad excesiva, haz algo de ejercicio.
  • Si tu mente está almacenando resentimiento porque has estado evitando conflicto por comodidad, ve a hablar con la persona que estás evadiendo.
  • Si tu corazón está cerrado porque es más “cómodo” distraerte con lo externo en vez de ir hacia adentro y liberar el dolor, deja de ignorar lo que realmente está pasando. Sé honesto contigo mismo y permite la liberación de tus emociones reprimidas.

Enfoque del día: Saliendo de tu Zona Cómoda

La comodidad brota del temor a lo desconocido y miedo al fracaso. Nos sentimos seguros dentro de sus límites, pero en realidad esa comodidad es como una jaula dorada que nos protege de nuestra verdadera grandeza. Cuando no nos  empujamos  a ser más, nos conformamos con la mediocridad. Lamentamos lo que falta en nuestras vidas, pero no tomamos acción para cambiarlo. El miedo al fracaso nubla nuestra percepción respecto a nuestro potencial. La mente nos convence de que no somos capaces de más, así que nos quedamos en el mismo punto.

¿Puede un hombre negro ser presidente de los Estados Unidos? ¿Puede un hombre vencer el cáncer y ganar el Tour de France? ¿Puede un asceta no violento liberar a una nación de un Reino Imperial? ¿Puede un hombre con parálisis severa inspirar a las mentes científicas más que nadie desde Einstein? ¿Puede un hombre sordo escribir un concierto? Por supuesto que pueden. ¿Por qué no puedes tu entonces, vencer las limitaciones auto-impuestas? Estamos rodeados de personas que han ido más allá de la mediocridad, a pesar de que tenían razones muy válidas para no hacerlo. Cuando tenemos la pasión en nuestros corazones, cuando estamos dispuestos a cuestionar lo que estamos acostumbrados y empujar a través de nuestros miedos, nada es imposible: todo parece posible y nuestros sueños comienzan a convertirse en realidad. Cuando creamos nuestros sueños, somos ilimitados.

Contemplación

¿Dónde estás cómodo en tu vida? ¿Dónde te estás echando hacia atrás prefiriendo no actuar para no agitar las aguas? La comodidad excesiva puede manifestarse como la pereza física o haraganería, el comer demasiado, una resistencia general a ser pro-activo o a cambiar, o, más sutilmente, a continuar evadiendo la confrontación, la intimidad, o las situaciones que te causan emociones extremas. Observa estos lugares de comodidad en tu vida y empieza a desafiarlos. Empújate a salir de tu zona de comodidad todo lo que puedas. Camina hacia las personas que te hacen sentir incómodo o inseguro y diles eso que sientes. Luego fíjate cómo eso te hace sentir. Prueba cosas nuevas. Asume riesgos. Atrévete a estar incómodo.

Pronto te darás cuenta que cualquier abandono de ti mismo, por más “cómodo” que parezca, es siempre en última instancia, insatisfactorio. Te deja indiferente, sin inspiración e infeliz contigo mismo. Se directo, honesto y pro-activo, empújate a ser más y desafía las ideas que tienes sobre quién eres y de lo que eres capaz. Aunque parezca incómodo en un momento, será infinitamente más satisfactorio.

Los dejo hoy con este video de un discurso reciente, donde hablo de la comodidad y la insatisfacción de no dar lo mejor de nosotros mismos:

¡Hasta la próxima!

Programa 6 meses

Pin It on Pinterest

Share This